La mística y compleja nueva entrega de Star Wars

0
3

12/12/2017 15:03:37
Este jueves se estrena en Chile el Episodio VIII: Los Últimos Jedi. Soychile.cl acudió a su primera presentación en el país y esto es lo que vimos. (Calma, es sin spoiler).

Hasta que Disney corrió riesgos. La nueva entrega de Star Wars, Los Últimos Jedi, es con seguridad la película más osada de los siete episodios previos del universo creado por George Lucas a fines de los ’70, y que está cruzado por las aventuras y desventuras de la familia Skywalker y los androides R2D2 y C3PO. La trama está marcada por el morbo generado por saber cómo es que el escritor y director Rian Johnson resolvería la muerte en plena producción de Carrie Fischer, la entrañable princesa/general Leia Organa. Justamente en su figura está la aparición de un sello de esta nueva película: el misticismo. Para quienes quedaron con ganas de ver en acción a Luke Skywalker en El Despertar de la Fuerza, posiblemente quedarán más que satisfechos en esta ocasión. El otrora último jedi es hoy un gurú cascarrabias que vive como un asceta frustrado por su incapacidad para guiar el camino de Ben Solo, el hijo de Han y Leia que se convirtió al Lado Oscuro como Kylo Ren cuando él lo adiestraba. Rei, la heroína del Episodio VII, se empecina en sacarlo del ostracismo, tarea que ocupa gran parte del tiempo del film. El VIII es más lenta que las anteriores y la más compleja, quizás porque transcurre con varias historias paralelas aunque todas ellas cruzadas por el asedio en que están los Rebeldes a causa de la despiadada persecución de la Primera Orden. El poder armamentista de estos últimos mengua a cada minuto la capacidad bélica del ejército liderado por Leia, quien pone sus esperanzas en lo que pueda hacer Luke. Las escenas de acción no abundan tampoco en los 152 minutos de duración, pero las que ofrece son de alto vuelo, posiblemente de las mejores que ha desarrollado la saga completa, claro que se reservan para el inicio, una excelente y emotiva batalla de sables láser de la mitad para atrás y el asedio reservado para el final, cuando todo parece estar perdido. Para quienes quedaron decepcionados con personajes como Finn o Poe en el Episodio VII, los guionistas ahora los revindicaron. BB-8 se luce en todas las facetas, Kylo se desarrolla y deja de ser el adolescente de las pataletas; y el general Hux gana como un malo que se llega a querer. Al debe quedó el despliegue de Chewbacca y C3PO. El primero tiene poca relevancia en la trama y el segundo vuelve a ser un personaje más bien incidental, lo que es poco para un androide que lo cruza todo. En Chile el estreno está definido para el jueves en la madrugada. Todo fan seguramente ya tiene comprada su entrada o agendada su visita al cine. Los amantes de esta saga seguramente saldrán con una sensación extraña, porque no un film fácil de digerir, menos si no se está al tanto de lo ocurrido en las anteriores. La gracia de ésta es que muchas veces lo que parece no es y la lección de fondo es que, en ocasiones, para avanzar hay que saber desprenderse. La lección se aprende con sangre y mucha, mucha pena.

Articulo original